DIRECCIÓN ALMACÉN

Calle Antonio Buero Vallejo, 34

CP: 41510  Mairena del Alcor

(Sevilla)

DIRECCIÓN COMERCIAL

Pol. Ind. "El Gandul" - Edificio IMPULSAME

C/ Herreros, 33 - 1° Planta, Oficina 2

CP: 41510  Mairena del Alcor

(Sevilla)

 INFORMACIÓN

Joaquín León: 675 616 831

Javier Guillén: 652 159 558

Jonathan Toro: 643 211 700

contacto@precontrol.es

comercial@precontrol.es

SÍGUENOS:

  • Link Facebook Precontrol

GRUPO PRECONTROL 2020. Creado por Técnico Informático Mairena
 

Buscar
  • Equipo Precontrol

Consejos para ahorrar energía en el hogar


Según Eurostat, España es el quinto país con la luz más cara de Europa. Tanto es así que la factura de la luz se ha encarecido un 72,68% en la última década. Para hacer frente a esta subida, se pueden llevar a cabo diversas medidas, todas ellas aplicables en nuestro día a día en el hogar. Si lo hacemos bien, podremos llegar a ahorrar hasta cien euros al año.


Ahorrar en calefacción

Aunque el gasto no es el mismo para todas las partes de España ni en todos los hogares, todos queremos pagar lo menos posible en los recibos. Por ello, es recomendable usar correctamente la calefacción y no malgastar energía. Para ello, te recomendamos la siguientes medidas:


Controlar la temperatura de tu hogar

Por encima de los 20°C, cada grado adicional encarece la factura eléctrica alrededor de un 7%. De este modo, la reducción de la temperatura de los radiadores en 1 ó 2°C permite ahorros significativos a final de mes.

Para controlar la temperatura de tu casa puedes utilizar un termostato programable que permita gestionar los grados que hay en cada habitación según la hora del día, a veces, incluso, desde el teléfono móvil. De esta manera, es posible calentar solo ciertas

habitaciones a determinadas horas del día, o apagar automáticamente los sistemas de calefacción todos los días entre las 10 de la mañana y las 5 de la tarde si no hay nadie en la vivienda durante estas horas.

Puedes ahorrar hasta un 25% apagando o bajando la calefacción una hora antes de acostarte. También, bajandola 3 ó 4°C cuando estés fuera de casa durante más de 2 horas. Si te ausentas durante un largo período de tiempo (más de un día), te recomendamos que cambies el calentador al modo de protección contra las heladas en caso de que cuentes con la opción.


Revisar la caldera regularmente

La legislación vigente -concretamente el Reglamento de las Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) de 2013- indica que el usuario debe revisar su caldera de gas -como normal general- cada dos años. Sin embargo, existen varias excepciones en función del tipo de equipo. Por ejemplo, los calentadores de agua necesitan revisarse obligatoriamente cada cinco años o las calderas de gasóleo cada año. Esta revisión evita averías, previene el mal funcionamiento del sistema, prolonga la vida del equipo y favorece el ahorro energético.

Si dispones de placas solares en tu vivienda o tienes la opción de instalarlas, debes saber que con ellas podrás ahorrar mucho dinero al utilizar como fuente de energía el sol.

Para todos aquellos que tengan una caldera de gas, se recomienda optar por el encendido automático.


Asegurar el buen funcionamiento de los radiadores

Limpia el polvo de los radiadores ya que hacerlo con regularidad puede ahorrarte hasta un 10% de la energía consumida.


No coloques objetos demasiado cerca de los radiadores, así evitaremos interferir en la radiación. Al colocar paneles reflectantes detrás de los radiadores en paredes no aisladas, se puede mejorar su rendimiento entre un 5 y un 10%.

Si tienes radiadores hidráulicos, vacíalos regularmente, empezando por los radiadores más bajos. Este paso es esencial, especialmente al principio del período de calefacción. Además, el aislamiento de las tuberías en el circuito hidráulico de calefacción te permitirá reducir el consumo de agua caliente en un 10% aproximadamente.

Si tu sistema de calefacción hidráulica es antiguo, es posible que las tuberías se oxiden. Esto provoca que el rendimiento energético de la calefacción se vea reducido en un 40%. También puedes equipar los radiadores hidráulicos con válvulas termostáticas para ajustarlos pieza por pieza. Reducirás tu factura entre un 5 y un 10%.


Calentar el hogar con madera

La calefacción de leña es la forma más económica de calentar el hogar y, sin duda, la más agradable.

Pero al contrario de lo que uno podría pensar, usar la chimenea para calentarse no es lo más óptimo. Debido a las corrientes de aire de la chimenea, su eficiencia es relativamente baja.


Sin embargo, el uso de una estufa de leña a toda velocidad permite un buen rendimiento. Utiliza madera seca, es decir, la que contiene un nivel de humedad inferior al 20%, ya que hará tener una eficiencia energética mucho mayor que si utilizamos madera húmeda.




Esperamos que con éstos consejos estéis lo que queda de invierno muy calentitos y sin miedo a la factura de la luz de Enero.





Fuente: selectra.es

15 vistas